¿Las Embarazadas Pueden Subir A Los Globos Aerostáticos?

pregnant near door

Si estás embarazada y te apetece subir a un globo aerostático, quizás te preguntes si es seguro o si hay algún riesgo para ti o tu bebé. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre las embarazadas y los globos aerostáticos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no hay ninguna contraindicación médica para que una mujer embarazada pueda volar en globo, siempre y cuando se encuentre bien de salud y no tenga ninguna complicación en su gestación. De hecho, volar en globo es una actividad muy tranquila y relajante, que no implica ningún movimiento brusco ni ninguna sensación de vértigo. Además, el globo se desplaza a la misma velocidad que el viento, por lo que no hay ningún cambio de presión ni de temperatura que pueda afectar al bebé.

Sin embargo, también hay algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de decidirte a subir a un globo aerostático si estás embarazada. Por ejemplo, el vuelo suele durar entre una y dos horas, y durante ese tiempo no hay ningún baño disponible ni ningún lugar donde sentarse o tumbarse. Por eso, es importante que vayas al baño antes de subir al globo y que lleves ropa cómoda y adecuada al clima. También es recomendable que lleves agua y algún snack por si te da hambre o sed.

Otro aspecto a considerar es el aterrizaje, que puede ser más o menos suave dependiendo de las condiciones meteorológicas y del terreno. Aunque los pilotos están preparados para realizar un aterrizaje seguro y controlado, es posible que el globo rebote un poco o que se incline ligeramente al tocar el suelo. Por eso, es importante que sigas las instrucciones del piloto y que te sujetes bien al cesto durante el aterrizaje. También es conveniente que lleves calzado cerrado y resistente, ya que puede haber piedras, ramas o espinas en el lugar donde aterrice el globo.

En definitiva, volar en globo es una actividad maravillosa que puedes disfrutar si estás embarazada, siempre y cuando te sientas bien y tomes algunas precauciones. Eso sí, te recomendamos que consultes con tu médico antes de reservar tu vuelo, ya que él conoce tu historial médico y puede darte el visto bueno o advertirte de algún riesgo específico. También te aconsejamos que contrates un seguro de viaje que cubra cualquier eventualidad que pueda surgir durante el vuelo. Y por supuesto, no olvides llevar tu cámara de fotos para capturar los paisajes espectaculares que verás desde el aire. ¡Será una experiencia inolvidable!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *